26 de febrero de 2011

Juego el elefante blanco

Durante los días intercalares ("Ayyám-i-Há") los Bahá'í dan y reciben regalos en espíritu de fortalecer vínculos y promover el amor y la unidad, los regalos son simbólicos y no necesariamente de mucho valor económico.

Este juego es en ese espíritu de generosidad y unidad. Algunas personas Bahá'í lo han incluido como parte de su tradición durante esta época.

1. Se invita un grupo de amigos y se les pide que todos traigan un regalo en un rango de precio fijo para hacerlo más justo, que sirva para un hombre o una mujer indistintamente. El regalo debe estar envuelto y sin nombre o nada que lo identifique.


Algunas opciones de regalos: decoración para casa (marcos de fotos, cuadros, adornos, vasijas), artículos de cocina o electrodomésticos pequeños, artículos de cuidado personal (masajeadores, balanzas), CDs, DVDs, relojes despertadores, juegos de mesa, libros de recetas, artículos de playa (toallas, sillas, sombrillas), albumes de fotos, pasteles o postres, chocolates, etc. A veces es bueno comprar pensando en uno mismo (¿qué me gustaría?) o en los anfitriones, si no se conoce a los demás invitados. Hay que ser creativos y depende mucho de el rango de precios establecido (*)

2. A la hora del juego, se reparte un # consecutivo y al azar a cada invitado (todos deben haber llevado regalo, por lo cual es importante tener algún regalo extra). Puede ser seleccionado por cada persona con los ojos vendados de una canasta.

3. Se colocan todos los regalos en el centro y todos los jugadores alrededor de los mismos formando un círculo.


3. Se inicia con la persona con el #1, esta puede escoger cualquier regalo del centro y abrirlo. Debe mostrarlo a todos e identificar qué es, pero no puede sacarlo del empaque (en caso que tenga uno adicional al envuelto) o comerlo si fuese comida.


4. La persona con el #2 tiene de opción "robarle" el regalo abierto al #1 o escoger otro regalo sin abrir del grupo de regalos en el centro. Si escoge el que tiene el #1, el #1 debe escoger otro regalo del centro (durante esta ronda no puede recuperar el regalo que "perdió" o que el #2 le "robó")



5. Inicia la tercera ronda (cada ronda nueva la indica la inclusión de un nuevo jugador y por lo tanto un nuevo regalo al juego) porque es el turno del #3, quien puede "robar" el regalo del #2 o el #1 o escoger otro regalo sin abrir del centro. Si escogiese el del #1, este tiene como opción "robar" el del #2 o escoger otro del centro (en este turno no puede recuperar el regalo "perdido")



6. Eso sigue sucesivamente, considerando que un regalo queda reservado cuando fue intercambiado durante esa ronda de juego, es decir, que no puede ser "robado" hasta que entre otro número a jugar.



7. El del último número (digamos #6), tiene un regalo sin envolver en el centro y cinco regalos abiertos y hace su elección y los regalos se mueven de manos nuevamente.


8. Finalmente el jugador con el #1 es quien define el juego final, ya que puede escoger e intercambiar por última vez el regalo que conserva por el de otro jugador, quien se queda con el regalo que le fue cambiado.



La finalidad del juego es que todos se diviertan y todos tengan un regalo al final; entre más intercambio haya es más divertido y es una forma de que nadie se apegue a ningún regalo, dado que puede terminar con cualquier regalo. Muchas veces las personas usan estrategias y al final del juego o intercambian regalos fuera del juego o regalan lo que obtuvieron porque el juego fue en el espíritu de diversión.


Este es un muy interesante y buen juego para grupos de personas que no se conocen bien entre sí y para acercarnos. Entre más numeroso sea el grupo, más divertido es el juego.

No es recomendable para niños, porque a ellos les cuesta más desapegarse de las cosas, en caso de jugarlo con ellos, lo que nosotros hacemos es que todos los regalos sean el mismo objeto en el mismo color, para que ninguno se entristezca al final

(*) EXPERIENCIA PERSONAL: en el asunto de precios, usualmente con nuestro grupo de amigos jugamos en un rango de ¢10.000 (± 2.500) que equivale a $ 20 (US). Con nuestros familiares jugamos en un rango menor: entre ¢1.000 y ¢2.000 que equivale a $2 - $4 y es muy divertido, dado que hay que ser mucho más creativo con los regalos a comprar cuando el precio es bajo. Cuando se tiene familia muy creativa, se pueden pedir regalos hechos en manual solamente!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me gusto.. que todas las reglas es tan con grafico y esecificado muy bien la ultima reunion que tube se armo un relajo por un regalo y lo que la presona no entendia bien las reglas pero ahora en la invitacion les mando las reglas asi no habra porblemas. gracias por compartirlo.